Seamos literarios / let’s be literate

Estamos que no nos lo creemos!!! hemos conseguido engañar a nuestra amiga y escritora predilecta, Ruth Salaverría, a que colabore con sus dotes especiales de periodista, escritora e ilustrada en las artes avanzadas del mundo informático y tecnológico. No sólo me ha encantado su post, sino que encima me pongo al día en cuanto al tema se refiere que falta me hace.

55 metros cuadrados + 240 gramos + 1.500 libros by Ruth Salaverría

Vivo en 55 metros cuadrados desde hace dos meses. Además de unos cuantos pares de zapatos, pasados de moda, y varios pantalones, que ya desde hace tiempo no me entraban, en la mudanza han quedado atrás muchos kilos de libros.

Primero, dijimos diez. Pero, finalmente, han sido quince los libros que hemos podido elegir cada uno para traernos a nuestro nuevo apartamento. La elección de mis preferidos ha sido fácil. Pero me ha costado mucho despedirme de los demás. Así que lo primero que he hecho ha sido buscar en la red esos títulos y descargarlos al Kindle, el libro electrónico de Amazon.

Y ya están en casa. En la estantería junto a los demás libros en papel, algunos días. Dentro del bolso de camino al trabajo, otros. En la encimera de la cocina, antes de comer. O debajo de la cama por la noche… Si no se han quedado descansando sobre los cojines del sofá.

Siempre me han encantado los libros. Los libros en papel, cuando estaban solo ellos, y los libros electrónicos desde hace ya unos cuantos meses. Los dos. No son enemigos. No hay que elegir a unos y olvidar a otros.

Con el libro electrónico, efectivamente, no podrás sentir el olor y su tacto en las manos antes de empezar a leer, ni podrás pasar con cuidado esas primeras páginas y con ansia las últimas. Pero, si os gusta leer, imaginad poder llevar en el bolso o de viaje un montón de libros en 240 gramos de peso. La batería dura dos meses, leyendo todos los días. No cansa la vista porque las pantallas son de tinta electrónica y no de luz. Puedes modificar el tamaño de la fuente y personalizarlo a tu gusto. Leer en la playa, a la luz del sol, sin reflejos. Incluso hacer anotaciones. O descubrir autores y libros que de otra manera, igual nunca te hubieses animado a conocer.

Y mientras mi nuevo apartamento se llena de libros y más libros, en España las editoriales se niegan a abrir los ojos a la nueva realidad. Y entre queja y queja, la red acoge nuevas páginas donde puedes descargar de forma gratuita todos los clásicos y todas las novedades recién publicadas. Y en un par de clics están en tu bolso, debajo de la sombrilla, o encima de la cama antes de dormir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s